Jerry Maguire es una película dirigida por Cameron Crowe en 1996. Fue nominada a cinco premios Oscar, incluido el de mejor película, y aborda las relaciones profesionales y personales dentro de una sociedad desvalorizada y cínica donde la obtención del éxito se sitúa por encima del respeto a las personas.

Carátula Jerry Maguire

En esta sección de cine para crecer analizo todas aquellas películas que no solo me han gustado y están entre mis preferidas, sino que también me han dejado huella, ya sea por los temas que tratan, las lecciones que aportan, o por lo que me han ayudado a conocerme a mi mismo y al mundo en que nos desenvolvemos.

Lo que pretendo es ofrecerte mi punto de vista sobre estas películas y todas aquellas reflexiones que a mi modo de ver merece la pena destacar y compartir contigo.

Si todavía no has visto la película de hoy, te sugiero que lo hagas antes de continuar leyendo, ya que voy a destripar todo el argumento, y esto puede hacer que su posterior visionado ya no te resulte satisfactorio.

De esta forma también tendrás una opinión propia que me encantaría que me hicieses llegar a través de los comentarios.

Sinopsis de Jerry Maguire

Jerry Maguire (Tom Cruise) es uno de los mejores hombres de SMI, una cotizada agencia de representación que se dedica a la promoción de deportistas de élite.

Su vida va bastante bien, tiene un buen trabajo, una relación estable y un futuro prometedor, hasta que poco a poco se va dando cuenta de que su trabajo le asegura reconocimiento, poder y dinero pero no respeta los valores que sitúan a las personas por encima de la obtención del éxito profesional.

Una noche en que los remordimientos no le dejan conciliar el sueño escribe una ‘declaración de objetivos’ para su empresa donde explica con honestidad su punto de vista sobre el negocio y el modo en que, según él, se deberían de hacer las cosas.

Este hecho le cuesta ser despedido y su relación sentimental también se va al garete. Su vida se ha desmoronado casi de la noche a la mañana y a partir de entonces comienza su lucha por empezar de cero, rigiéndose por esta nueva forma de actuar congruente con sus valores.

Desarrollo

Jerry trata de rehacerse y conservar a sus clientes montando un negocio de representación propio, pero los va perdiendo a todos excepto a Rod Tidwell (Cuba Gooding Jr), un jugador de fútbol americano con poco renombre  que busca firmar un contrato que le asegure su futuro y el de su familia.

Para sacar adelante este nuevo negocio Jerry cuenta con la ayuda de Dorothy (Renée Zellweger), una madre soltera que trabajaba en la misma empresa de la que él fue despedido, y que decidió dejar también su trabajo para irse con él.

Rod es un chico de trato difícil, con una personalidad bastante conflictiva y unos objetivos poco realistas y difíciles de satisfacer, que reprocha a Jerry que no se esfuerza lo suficiente para conseguirle un buen contrato.

Por su parte Jerry le critica a Rod que no demuestre en el campo lo que hace falta para merecer el dinero que pide. Poco a poco la relación entre los dos va sobrepasando el ámbito de lo estrictamente profesional para convertirse en una relación de intercambio y de amistad.

La relación de Jerry y Dorothy también se va haciendo cada vez más íntima, acercándose peligrosamente al ámbito sentimental.

La empresa no consigue despegar y Jerry  ha tocado fondo al estar prácticamente arruinado. Dorothy decide marcharse con su hijo y aceptar un empleo en San Diego pero para que se quede Jerry le pide el matrimonio y le promete que todo va a mejorar. Ella acepta pero las cosas no van a salir como esperaban porque Jerry está confuso y no sabe si realmente está enamorado de Dorothy.

Jerry y Dorothy

Tanto la empresa como el matrimonio de Jerry se desmoronan hasta que, en un partido que Rod juega con su equipo, consigue ser la estrella, anotando un tanto decisivo a pesar de que casi le cuesta una grave lesión.

A partir de ahí todo cambia, Rod se hace famoso y le llueven los contratos y esto hace que el prestigio de Jerry también aumente.

La relación de Jerry y Rod sobrepasa el ámbito estrictamente profesional, es de confianza y amistad y representa los valores que Jerry quería fomentar cuando redactó su ‘declaración de objetivos’.

A través de la relación de total entrega y compromiso de Rod con su esposa, Jerry se da cuenta de lo importante que Dorothy es para él y de que desea compartir su vida con ella, por lo que va en su busca y le declara su amor.

Mi Opinión

Jerry Maguire no es una película que destaque por unas interpretaciones magistrales (aunque tanto Tom Cruise como Cuba Gooding Junior están bastante bien), ni tan siquiera por la originalidad de los temas que aborda, sin embargo tiene momentos destacables y emotivos que, por lo menos a mí, han conseguido emocionarme.

Recuerdo las burlas que sufrí cuando al hablar de ella con amigos, confesaba haber llorado con alguna de las escenas.

Debido a nuestro historial emocional, a nuestros valores y a nuestras experiencias acumuladas, todos tenemos unos resortes que saltan cuando nos sentimos identificados con algo o alguien. Son anclas que nos transportan al pasado y nos hacen sentir como lo hicimos entonces y que, debido a la intensidad con que vivimos esos momentos, quedan registrados no solo en nuestra memoria, sino también en nuestro corazón.

Quizá es por eso que me ha gustado esta película, porque no solo consigue que me identifique con el personaje principal y sufra o disfrute cuando él lo hace, sino que también aborda el tema de los valores fundamentales que todos tenemos y que tantos conflictos internos nos genera el hecho de no respetarlos.

El trasfondo de la película gira en torno al uso que hacemos de estos valores y hace una crítica del modo de vida empresarial y deshumanizado que predomina en la sociedad moderna, donde la obtención del éxito y el poder a cualquier coste es lo que mueve a las personas, y no lo que el personaje de Rod Tidwell denomina ‘Quan’ y que viene a ser el conjunto de acciones que deberían guiarnos en nuestras relaciones: amor, respeto, comunidad y dinero (en ese orden).

Al mismo tiempo aborda también el campo de las relaciones sentimentales y lo complicadas que resultan cuando no sabemos distinguir que es lo que nos mueve, que es lo que buscamos, que es aquello que realmente tiene valor para nosotros y resulta suficiente para que nos sacrifiquemos hasta alcanzarlo.

Renée Zellweger no es una actriz que me guste demasiado en cuanto a físico o dotes interpretativas, pero he de reconocer que en esta película la encuentro especialmente dulce y encantadora.

Su interpretación me parece aceptable aunque no me convence su exceso de muecas algunas veces poco naturales, pero a pesar de todo fue a raíz de ella que obtuvo el reconocimiento de la crítica. El éxito de la peli hizo el resto y se consagró definitivamente con  Persiguiendo a Betty y sobretodo con El diario de Bridget Jones.

Reflexiones

Estos son los mensajes y reflexiones principales que destaco de esta película:

• Vivimos en un mundo cínico y trabajamos en negocios de grandes competidores donde alcanzar el éxito a cualquier coste es el principal objetivo.

• El ansia de obtener poder sin respetar nuestros valores acaba por corromper nuestra felicidad, porque lo verdaderamente importante no es el objetivo sino la forma en que recorremos el camino para alcanzarlo.

• El verdadero éxito está en tratar siempre de hacer algo que esté acorde y respete nuestros valores más profundos. De lo contrario podremos obtener poder y dinero pero no realización y felicidad.

• En nuestro camino al éxito las personas son siempre lo más importante y no hay nada más valioso que triunfar en las relaciones con los demás.

• Las relaciones sentimentales deben regirse siempre por el amor y nunca únicamente por el compromiso y deben estar presididas por el respeto, la honestidad y la confianza como principios fundamentales.

Destacado

De la banda sonora destaca sobremanera el tema Secret Garden de Bruce Springsteen, una canción preciosa que además he estado escuchando todo el tiempo que me ha llevado escribir este artículo y que puedes escuchar si haces click aquí.

Como punto final te dejo con una de mis escenas preferidas de la película y sí, has acertado, es una de las que me hizo emocionarme y llorar 🙂

El agua moja, el cielo es azul, las mujeres pelean, los hombres lloran...