Abróchese el cinturón

Hechos acaecidos el 8 de noviembre de 2015 en el vuelo número VY8223, con salida de París (Francia) y destino en Santiago de Compostela (España). Cualquier parecido con la ficción es pura coincidencia. Si no se considera preparado para enfrentar la cruda realidad, NO siga leyendo. Las consecuencias podrían alterar irremediablemente su vida.

El jodido pensamiento no me deja descansar, eso suponiendo que el pensamiento y yo no somos la misma cosa.

No desprecio la individualidad, tan solo me parece una ilusión de independencia, una falacia encubierta, un falso ideal.

No somos. Existimos.

Eso es todo.

Eso es todo

Vomito ideas como hace dos noches vomité comida de mierda, para a continuación eyacular por el retrete.

Hechos que me recuerdan lo básico, lo que impera, lo que dicta sentencia.

No Soy Especial.

Tú Tampoco.

No soy especial

Y piensas, y piensas, y sigues pensando.

Qué mas da. Sabes que estás perdido.

Ni siquiera por donde entraste te sacará de este jodido callejón.

Y crees que no te importa, o te importa que no crees.

Eres pura contradicción.

Asúmelo.

Asúmelo

Vuelas a menudo, pero no tienes puta idea de cómo aterrizar.

Ser auténtico es darse de hostias con frecuencia contra lo que tú crees que los demás piensan sobre ti.

No eres auténtico.

Yo tampoco.

No eres auténtico

¿Por qué estas leyendo esto?

¿Te interesa mi basura mental?

Eso parece.

Huele que alimenta.

Y además es gratis, porque te la regalo.

Toda para ti.

Disfrútala.

Disfrútala

¿Te asusta la muerte?

A mí también.

Aunque no me de cuenta, o no quiera reconocerlo.

¿Y sabes qué?

Yo también me asusto, y tú también me asustas.

Enfrenta la realidad.

No seas cobarde.

No seas cobarde

La vida no se elige, no se gana, no se pierde.

No viene, ni va, ni pasa.

La vida solo es…

una sentencia de muerte.

Y no podrás evitarlo.

Resígnate.

Te veo allí.

Te veo allí

***Dedicado a los que van a morir***

 

Descubre el valor de ser auténtico para alcanzar una vida con sentido y propósito.

Es por el mar de la autenticidad que navegan los valientes.

¿Te atreves a subir a este barco?