Cartel En busca de la felicidad

Hoy voy a hablarte de la película En busca de la felicidad. Una historia basada en hechos reales de la vida de Chris Gardner, acaecidos a principios de la década de los 80, y que nos habla del afán de superación y el no rendirse nunca a la hora de perseguir aquello que deseamos. El mismo Chris decidió contar su historia en un libro de idéntico título que la película y, a día de hoy, se ha convertido en un importante empresario y filántropo.

Me gusta analizar todas aquellas películas que no solo me han gustado y están entre mis preferidas, sino que también me han dejado huella, ya sea por los temas que tratan, las lecciones que aportan, o por lo que me han ayudado a conocerme a mi mismo y al mundo en que nos desenvolvemos. Lo que pretendo es ofrecerte mi punto de vista sobre estas películas y todas aquellas reflexiones que a mi modo de ver merece la pena destacar y compartir contigo.

Si todavía no has visto la película de hoy, te sugiero que lo hagas antes de continuar leyendo, ya que voy a destripar todo el argumento, y esto puede hacer que su posterior visionado ya no te resulte satisfactorio. De esta forma también tendrás una opinión propia que me encantaría que me hicieses llegar a través de los comentarios.

Sinopsis de En busca de la Felicidad

Chris Gardner (Will Smith) está casado con Linda (Thandie Newton), y es padre de un niño de 5 años llamado Christopher (Jaden Smith). Vive en San Francisco y subsiste intentando vender escáneres de densidad ósea para consultas médicas. Hace algún tiempo invirtió todos sus ahorros en una colección de estos escáneres pensando en que eran una revolución tecnológica pero que, a la postre, han sido considerados por los médicos como un lujo innecesario.

El fracaso en las ventas y sus deudas hacen que su vida se vaya desmoronando poco a poco. El dinero se le acaba y su casa está en peligro por no pagar el alquiler. Su mujer cada vez aguanta menos la situación y aunque Chris hace todo lo posible para salir adelante, día tras día sus esperanzas y su fuerza se van consumiendo.

Desarrollo

Un día paseando por la calle ve un anuncio de un programa de prácticas para ser agente de bolsa donde se necesita don de gentes y ser bueno con las matemáticas. Él cree que atesora estas cualidades y decide presentar su solicitud. El programa admite a 20 personas, y consiste en seis meses de aprendizaje para acabar con la contratación de solo uno de los candidatos como agente de bolsa.

En un principio se da cuenta de que no le van a coger porque su currículum no es suficiente pero decide arriesgar abordando a uno de los gestores de la empresa en un taxi para demostrarle su valía, lo cual consigue resolviendo el famoso cubo de Rubik (regalo estrella de 1981) ante el asombro del empresario.

Mientras sigue intentando desesperadamente vender algún escáner para subsistir, la relación con su mujer se deteriora hasta el extemo de que ella no aguanta más y le abandona llevándose al niño. Chris no cede ante su mujer y se enfrenta a ella para recuperar a su hijo, lo cual consigue. Lo recoge en la guardería y se lo lleva a casa pero su casero le reclama constantemente el alquiler diciéndole que si no le paga tendrá que irse.

Recibe una visita de la policía y le comunican que, si no paga las multas de aparcamiento pendientes (hace tiempo que le han retirado el coche), irá a la cárcel. Se lo llevan y le hacen pasar la noche en el calabozo porque tienen que verificar la validez del pago por la mañana. Recién salido del calabozo acude corriendo a la reunión en la agencia de bolsa para ver si le admiten en el curso (después de pasar la noche encerrado va mal vestido y con manchas de pintura, pues cuando le reclamó la policía estaba pintando la casa).

A pesar de todo es capaz, con su buen hacer, amabilidad y honestidad, conseguir que le admitan.

Chris Gardner en la entrevista de trabajo

“Soy una persona que si me preguntan algo y no sé la respuesta digo que no la sé, pero por lo mismo, si sé como encontrar la respuesta den por sentado que encuentro la respuesta.”

Durante los seis meses del curso no cobrará ningún sueldo y además, si no lo eligen, no podrá convalidar ese aprendizaje en otra parte, pero aún así acepta y se agarra a la opción de conseguir vender algún escáner para ir tirando. Como no vende no es capaz de reunir dinero para el alquiler y tiene que dejar su casa yéndose con el niño a un motel para ganar tiempo.

Durante los siguientes meses trabaja sin descanso y da todo lo que tiene haciendo el curso, intentando vender algún escáner y cuidando de su hijo. Está en una fase crítica, sin casa, sin dinero y luchando por su futuro y para que todo ello no haga daño al niño, al cual alecciona como mejor sabe:

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo; las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes; si quieres algo, ve por ello y punto.”

Las cosas van a peor cuando recibe una carta donde le comunican que, por no pagar sus impuestos, el gobierno le embarga todo el dinero que tiene en el banco (600 dólares) lo cual le deja sin nada. El dueño del motel le aprieta para que pague el alquiler y, como no puede, le echa y tiene que irse con su hijo a la calle. Se refugian en los baños del metro y, en una de las escenas más emotivas de la película, Chris protege al niño mientras duerme en el suelo y alguien trata de entrar.

De día va con el niño a todas partes y por la noche hace cola para conseguir un sitio en lugares de acogida, moviéndose de uno a otro. Cuando no consigue un sitio duermen en el metro. Va sacando algo de dinero para comer donando sangre, mientras trata de arreglar el último y averiado escáner que le queda para intentar así venderlo.

A duras penas Chris consigue salir adelante y finalizar el curso. En un primer momento cree que no van a cogerle pero le llaman para el veredicto final y consigue el puesto.

Lecciones

Las lecciones de vida que podemos sacar de esta estupenda película están relacionadas con el esfuerzo, valentía y abnegación de su protagonista por sacar adelante a sí mismo y a su familia en las peores condiciones posibles, sin contemplar nunca la rendición o abandono. Lo consigue a base de confianza en sí mismo, en sus recursos y capacidades y en las posibilidades de alcanzar un sueño en forma de buen trabajo para el que la sociedad no le considera cualificado.

Las virtudes que le llevan a alcanzar su propósito son:

• Amabilidad y educación: es siempre muy correcto y educado en el trato con los demás.

 Atención y servicio: se preocupa por las necesidades ajenas antes que por las suyas propias.

 Entrega, esfuerzo, coraje, sacrifico: lo da todo de sí mismo con valentía y constancia.

 Espíritu de lucha, abnegación: nunca se rinde a pesar de las adversidades que se le presentan.

 Ambición, creatividad, confianza: confía en sus recursos y capacidades; cree en sí mismo; explora nuevas vías para alcanzar sus objetivos haciendo lo que considera necesario.

 Ilusión, positivismo: se centra en alcanzar lo que desea pase lo que pase.

 Amor, responsabilidad: hacia sus seres queridos y hacia sí mismo.

También hay algún que otro claroscuro en la actitud de Chris pero eso voy a dejar que seas tú quién lo juzgue.

¿Que te ha parecido la película?

¿Estás de acuerdo con sus mensajes?

¿Crees que estas cualidades garantizan el éxito?

¿Hay algo que te parezca negativo en la actitud de su protagonista?

Es por el mar de la autenticidad que navegan los valientes

¿Te atreves a subir al barco?