El color rojo

Probablemente el primer color al que el ser humano puso nombre sea al color rojo. Es también probablemente el primero que los recién nacidos pueden ver, y cuando se invita a alguien a que nombre espontáneamente un color, casi siempre dice rojo, aunque éste no sea su preferido.

Perp antes de continuar aclarar que el rojo totalmente puro, es decir, el que no contiene mezcla alguna ni de amarillo ni de azul (los otros dos colores primarios), se denomina magenta. Muchos lo llaman ‘pink’ y lo tienen por una especie de violeta. Lo que tomamos por rojo puro es técnicamente magenta con mezcla de amarillo.

Vamos con las asociaciones e influencias psicológicas del rojo.

Amor y Odio, Calor y Pasión

Del amor al odio el rojo es el color de todas las pasiones, las buenas y las malas. En este caso las experiencias dan origen a los símbolos: la sangre se altera, sube a la cabeza y el rostro se ruboriza por timidez, enamoramiento o por ambas cosas. También enrojecemos por vergüenza, por ira o por excitación. Cuando perdemos el control de la razón lo vemos todo rojo.

El rojo, el naranja y el amarillo son los colores del fuego, de las llamas y, por ende, los colores del calor. Rojo y naranja son también los colores principales de la pasión, de la sangre ardiente, pues la pasión puede arder y consumir como el fuego. Si pensamos en las llamas, automáticamente nos las imaginamos de color rojo, aunque las llamas son amarillas o azules.

El fuego es imagen de lo divino; es Dios mismo: en muchas religiones los dioses se aparecen como nubes de fuego. Moisés ve a Dios como una zarza ardiente. El espíritu santo se aparece como una llama.

Felicidad, Cercanía y Extraversión

También es el color principal de la felicidad. Esta idea es especialmente popular en China: como en los restaurantes a menudo se celebran eventos felices, en la mayoría de ellos abunda el color rojo. También los niños chinos visten principalmente de rojo y las mujeres chinas se casan vestidas con este color. Los días festivos del calendario también se marcan en rojo por su presunta festividad y buena suerte.

Fuente con iluminación roja

[Fuente con iluminación de color rojo en un hotel de Macao (China)]

La cercanía y la extraversión también son cualidades asociadas al rojo. Es, por lo general, el color de los extrovertidos. En este contexto el color opuesto es el azul. Azul es lo frío, lo lejano, lo inmaterial. En el antiguo simbolismo, el rojo es el color de la materia, por ser la materia lo cercano y tangible. Este simbolismo está aún vivo: Madonna lleva en su videoclip Material Girl (que trata sobre una mujer interesada en cosas materiales como las joyas y el dinero) un vestido de color rojo. Ningún otro color es tan materialista. Rojo y azul son colores psicológicamente contrarios.

Guerra, Peligro, Prohibido

Es el color de la guerra a través de la fuerza, la agresividad y la excitación. A Marte, el dios de la guerra, se le atribuía el color rojo, el color de la sangre, por eso el planeta Marte es el planeta rojo (además de por como percibimos su color). El rojo da fuerza por eso los guerreros iban vestidos de este color o se pintaban con él. Antes de las batallas, los uniformes rojos permitían avistar desde lejos al enemigo lo que contribuía a que a veces triunfara la razón: ante la visión de un gran ejército, los enemigos inferiores en número huían.

Representa el peligro y lo prohibido. En la regulación del tráfico el rojo es el color más importante. La luz roja de los semáforos implica parar, no pasar porque se pondría en peligro a los demás. Las señales también usan este color en sus prohibiciones. El simbolismo de los semáforos se ha extendido a otros ámbitos. Los frenos de emergencia y los botones de alarma son rojos. En los globos, el cabo del que sólo puede tirarse para hacerlos descender es rojo. Una luz roja en la puerta de un estudio radiofónico o de una sala de operaciones prohíbe el acceso. En fútbol, un jugador tiene prohibido seguir jugando cuando el árbitro le enseña una tarjeta roja.

Señales de prohibición

[Algunas señales de prohición]

Fuerza, Agresividad y Vida

El efecto psicológico y simbólico de la sangre hace del rojo el color dominante en todos los sentimientos positivos. El rojo es el más vigoroso de los colores, es el color de la fuerza, de la vida. En muchas culturas la sangre es la morada del alma. Seguro que te suenan los pactos de sangre que se hacían (y aún se hacen) como símbolo de unión. También en las religiones primitivas eran comunes los sacrificios con derramamiento de sangre. Para contentar a los dioses se sacrificaban no sólo animales, sino también la sangre de niños como ofrenda más valiosa.

El rojo es un color masculino. Es el color de la fuerza, de la actividad y la agresividad. Es el polo opuesto del pasivo azul y del inocente blanco. El fuego es masculino, el agua femenina. Rojo es el color de Cristo, azul el de María. En los frescos egipcios, las mujeres tienen la piel amarilla y los hombres roja.

Seducción, Sexualidad, Erotismo, Pasión e Inmoralidad

Rojo es seducción, sexualidad y erotismo así como también inmoralidad. El diablo viste de rojo y negro. El infierno se representa rojo. En los clubes y prostíbulos la luz roja crea un ambiente para el pecado. Es el color típico de las meretrices (denominación romana de prostituta). En el nuevo testamento encontramos a la madre de las fornicaciones como una mujer vestida de rojo.

Es el color simbólico de todas aquellas actividades que exigen más pasión que razonamiento. Los guantes de boxeo son tradicionalmente rojos (no protestes, antes el boxeo no era tan estratégico como ahora). Esta cualidad de estimulación y dinamismo del rojo también es usada por las marcas. Por ejemplo cocacola lo usa en su producto estrella, también muchas marcas de cigarrillos, como Malboro y ¿de qué color es el toro de Red Bull?

Toro de Red Bull

Curiosidades Históricas Relacionadas con el Rojo

♦ En la época de las persecuciones, se afirmaba que los cristianos degollaban a un niño en las celebraciones de la Santa Cena, y que el vino tinto que se bebía en estos rituales era en realidad la sangre de niños asesinados. Cuando el cristianismo se hizo religión oficial, los cristianos propagaron la misma calumnia de los judíos. Hoy día, en la eucaristía cristiana se continúa bebiendo vino, que simboliza la sangre de Cristo. Jesús dijo: tomad y bebed, que ésta es mi sangre.

En tiempos remotos se bañaba a los recién nacidos en sangre de animales especialmente vigorosos y a las parejas de novios se las rociaba con esta sangre para transferirles el vigor del animal. Los gladiadores romanos bebían la sangre que manaba de las heridas de sus adversarios moribundos para recibir su fuerza. Los griegos vertían sangre en las tumbas para que los muertos tuvieran fuerzas en el más allá. La tradición alemana cuenta cómo Sigfrido se bañó en la sangre del dragón e hizo su cuerpo invulnerable, excepto en un lugar secreto.

 El rojo es recuerdo de la sangre del sacrificio en la liturgia de la Iglesia Católica. Las ropas de los sacerdotes católicos, el mantel del altar y la cubierta del púlpito son rojos en los días en que se recuerda la Pasión de Jesús, como en el Domingo de Ramos y el Viernes Santo, así como en los días de los mártires que murieron por su fe. Los cardenales visten de rojo en honor a la sangre derramada por Cristo.

Cardenales católicos

En el antiguo Egipto el color rojo era símbolo de todo lo malo y destructor; era el color amenazador como el calor sofocante del desierto. Un conjuro de esa época reza así: Oh Isis, líbrame de todas las cosas malas, perversas y rojas. 

En los países de clima frío, donde se busca el calor, el rojo tiene un significado positivo. En ruso lo rojo (krasnij) es hermoso, magnífico, bueno, valioso. El rincón rojo era el lugar de honor para los iconos. Unas palabras rojas son unas observaciones ingeniosas. La Plaza Roja de Moscú es la plaza hermosa, y ya se llamaba así mucho antes de la revolución.

 Antiguamente creían que el color rojo protegía de las miradas malignas de los demonios y los envidiosos. Cuando las pinturas de la edad media representan una escena de parto (casi siempre el nacimiento de un santo), el lecho tiene una cobertura roja, y casi siempre también un baldaquín y unas cortinas del mismo color, para hacer del lecho un lugar protegido contra todo mal. Las almohadas en que antiguamente se transportaba a los recién nacidos eran rojas o con lazos rojos. Aún hoy suelen hacerse amuletos de coral rojo. En Italia es frecuente una mano roja como talismán protector contra el mal de ojo. Caperucita roja lleva una caperuza de este color como protección mágica contra el malvado lobo.

Carlomagno (742-814), que declaró su residencia en Aquisgrán, centro del Sacro Imperio Romano de la Nación Alemana, hizo pintar el palacio imperial y la catedral, donde estaba su trono, de brillante color rojo. De esta forma quería demostrar su poder sobre la Iglesia: lo que era rojo pertenecía al emperador. La nobleza dominante también prohibía vestir de rojo a sus súbditos, quién vestía de rojo sin pertenecer a la clase que podía usarlo era ejecutado.

 San Nicolás o Santa Claus viste de rojo porque el santo histórico era el obispo Nicolás de Myra, que vivió en torno al año 300-350, una época en que el color de los obispos no era el violeta, como ahora, sino el rojo.

♦ En la antigua Roma, donde existía el oficio de tejedor de velos de novia, las novias llevaban un flamante velo rojo, el flammeum.

Las mujeres hindúes llevan vestidos rojos a su boda  porque el rojo es el color sagrado de Lakshni, la diosa india de la belleza y la riqueza.

Traje de boda mujer Indú

♦ El Gotha, o libro de la nobleza, en el que figuran todos los nobles, se halla tradicionalmente encuadernado en rojo. Y en Inglaterra, el Calendario de la Nobleza se llama The Red Book. La caza del zorro es un deporte real, por eso los cazadores lucen chaquetas rojas que se denominan redingotes, abreviatura de red riding coat.

El día 11 de noviembre, en que se conmemora a los caídos de la Primera Guerra Mundial, todos los ingleses llevan una amapola en la solapa. Estas amapolas son artificiales, y la Reina de Inglaterra lleva a veces un broche de amapolas guarnecido con diamantes. La amapola simboliza la sangre de los soldados vertida en los campos de batalla, donde florece.

En la edad media, las mujeres pelirrojas podían ser quemadas por brujas, sobretodo en Alemania y España, donde las personas pelirrojas son la excepción. El motivo era que a menudo los niños pelirrojos no eran hijos de padres pelirrojos, y en la edad media estaba muy extendido el temor a los cambios de bebés. Estos cambios ocurrían a menudo de forma accidental y también a menudo se cambiaba intencionalmente a un niño sano por otro enfermo o deforme, y los asociaban a malas personas o al mismo diablo. Un niño pelirrojo de padres que no lo eran era motivo de recelo y se le relacionaba con el mal.

La tradición sigue hoy viva pues una Virgen moderna con cabellos rojos aún se consideraría como una imagen blasfema. Y todavía se cree que las pelirrojas son especialmente pasionales. Como los cabellos rojos no son propios de mujeres decentes, las mentes conservadoras todavía los ven como típicos de las meretrices (un amigo mío de la adolescencia tenía auténtica fijación por una chica pelirroja porque decía que le daba mucho morbo; quizá su fijación tenía algo que ver con esto porque la verdad es que el morbo de la muchacha no se veía ni con gafas de visión nocturna).

Las mujeres usan barra de labios roja porque así parece que tienen más sangre en ellos y, por tanto, son más pasionales. Rouge, la palabra francesa para rojo, es el nombre con que se conoce en el mundo entero el cosmético rojo, o colorete para las mejillas, usado para que la piel parezca más joven.

♦ Durante siglos las sentencias establecieron que la sangre debía repararse con sangre. En las villas medievales se izaban banderines rojos los días en los que iba a celebrarse un juicio. Los jueces firmaban con tinta roja las sentencias de muerte y el verdugo vestía de rojo. Aún hoy los jueces de tribunales superiores visten toga roja como símbolo de justicia.

Todos los Ferrari que han participado en carreras son rojos y, aunque se cree que esto se debe a motivos psicológicos para enseñar que Ferrari construye los coches más rápidos, en realidad se trata de una casualidad. Cuando, a comienzos del siglo XX, se organizaron las primeras carreras internacionales, el AIACR (federación internacional de clubes automovilísticos) fijó un color para cada nación. Para los fabricantes alemanes el blanco (luego también el plata); para Inglaterra el verde; para Francia el azul; para Holanda el naranja y para Italia (país de Ferrari) el rojo.

En tauromaquia se usa el capote de color rojo sin embargo podría usarse otro color porque lo que embiste el toro no es el color sino el movimiento. La razón de usar el rojo es porque disimula las manchas de la sangre que el animal deja en el capote.

♦ Los insectos y las abejas no ven el rojo pero sí el ultravioleta. Muchas flores tienen partes ultravioleta. La visión de los insectos fue determinante en la selección de los colores de las plantas: las flores que son polinizadas por los insectos raras veces son rojas, por eso la amapola es negra en el centro. Pero los pájaros sí pueden ver el rojo. Entre las flores tropicales hay muchas que son rojas, pues son polinizadas por los colibríes.

– – – – – – – – – –

[Fuente principal: Psicología del color de Eva Heller]

Haz click en este cuadro si quieres acceder a un índice con todas las publicaciones sobre colores que he realizado hasta la fecha, y desde donde podrás descargarte un libro para disponer de toda la información en un formato cómodo y accesible.

 

Juan Núñez
Juan Núñez
Me llamo Juan y desde marzo de 2013 escribo en esta página sobre búsquedas, experiencias, reflexiones, aprendizajes, autenticidad y todo aquello que espero me conduzca hacia el propósito de disfrutar de una vida más coherente y con sentido. “Si quieres ser un héroe para los demás empieza por serlo para ti mismo”. Eso es lo que predico y eso es lo que persigo ¿Te apuntas?

Es por el mar de la autenticidad que navegan los valientes

¿Te atreves a subir al barco?