Cartel 21 Gramos

Hoy te traigo la película 21 Gramos dirigida en 2003 por Alejandro González Iñárritu, y protagonizada por Sean Penn, Benicio del Toro y Naomi Watts. Una historia de esperanza, miseria, venganza y supervivencia que explora en sus personajes el lado más emocional y oscuro del ser humano.

Me gusta analizar todas aquellas películas que no solo me han gustado y están entre mis preferidas, sino que también me han dejado huella, ya sea por los temas que tratan, las lecciones que aportan, o por lo que me han ayudado a conocerme a mi mismo y al mundo en que nos desenvolvemos. Lo que pretendo es ofrecerte mi punto de vista sobre estas películas y todas aquellas reflexiones que a mi modo de ver merece la pena destacar y compartir contigo.

Si todavía no has visto la película de hoy, te sugiero que lo hagas antes de continuar leyendo, ya que voy a destripar todo el argumento, y esto puede hacer que su posterior visionado ya no te resulte satisfactorio. De esta forma también tendrás una opinión propia que me encantaría que me hicieses llegar a través de los comentarios.

Sinopsis de 21 Gramos

Tras un trágico accidente de tráfico, la vida de tres parejas desconocidas hasta el momento terminará vinculándose. Paul Rivers (Sean Penn) es un profesor universitario enfermo que se encuentra a la espera de un trasplante de corazón, mientras su esposa Mary (Charlotte Gainsbourg), con problemas de fertilidad, quiere concebir un hijo suyo por inseminación artificial ante la posibilidad de que Paul se muera. Christine (Naomi Watts) es una ex-drogadicta que ahora lleva una vida feliz junto a su esposo Michael (Danny Huston) y sus dos hijas. Jack Jordan (Benicio del Toro) es un ex-convicto que se ha convertido en un fervoroso creyente después de haber abandonado la cárcel y que sigue luchando, junto a su esposa Marianne (Melissa Leo), por sacar adelante a su familia.

Como curiosidad destacar que el título de 21 Gramos viene del estudio de un supuesto doctor llamado Duncan MacDougall, quién al comienzo del siglo XX habría realizado una serie de experimentos para probar la pérdida de peso que supuestamente provoca la partida del alma del cuerpo cuando morimos. MacDougall habría pesado pacientes moribundos en un intento por probar que el alma es tangible, material y por lo tanto medible. Estos experimentos difícilmente pueden ser considerados científicos, y a pesar de que los resultados variaron considerablemente de 21 gramos, dentro de la cultura popular esta cifra se ha convertido en sinónimo de lo que pesa el alma.

Desarrollo

Durante el desarrollo de la película la narración se está moviendo continuamente de adelante hacia atrás y viceversa. Se nos van mostrando hechos del transcurso y del final de la historia para luego enseñarnos qué es lo que ha ido sucediendo para llegar a esa situación. Esto da como resultado casi un par de horas de intensa expectación, ya que las escenas que vemos se muestran incompletas y partidas porque su complemento no se desvela hasta más adelante.

En un principio puede parecernos que los personajes no tienen conexión o que el puzzle que se nos muestra carece de coherencia narrativa, pero a medida que avanza la película y disponemos de mayor cantidad de piezas, la historia va poco a poco creándose en nuestra mente y todo va encajando a la perfección.

Todo comienza cuando Jack Jordan atropella con su camioneta al marido y a las dos hijas de Christine y se da a la fuga. Las niñas mueren prácticamente en el acto y el marido fallece poco después. Mientras, Paul Rivers espera un trasplante de corazón ingresado en el hospital, el cual llega debido a que Christine decide donar el de su marido recién fallecido.

Sean Penn

Una vez recuperado de la operación Paul trata de averiguar de quién era el corazón que le ha salvado la vida y comienza a investigar. Sus averiguaciones le llevan hasta Christine, que se encuentra sumida en una crisis y ha comenzado de nuevo a beber y a tomar drogas para tratar de mitigar el dolor por la pérdida de sus seres más queridos.

Después del accidente Jack se debate entre ocultarlo todo y permanecer al lado de su familia o cumplir con el deber que le dictan sus creencias religiosas y su conciencia. Decide entregarse a la policía y es puesto en prisión preventiva a la espera de juicio, enfrentándose a una nueva crisis existencial que le lleva a replantearselo todo de nuevo.

Jack no comprende por qué, después de cambiar su vida por completo y de entregarse a Jesús en cuerpo y alma, ahora se enfrenta al hecho de estar encarcelado de nuevo por haber matado a un hombre y a dos niñas. Sus creencias religiosas entran en constante conflicto con su mente racional y, en su frustración, hasta intenta suicidarse sin llegar a conseguirlo.

Benicio del Toro

Poco después del trasplante la salud de Paul comienza a deteriorarse porque el corazón que ha recibido no resistirá mucho tiempo y ahora debe plantearse si postrarse en la cama de un hospital a esperar que aparezca un nuevo corazón, de lo cual tiene escasas garantías, o no hacerlo y vivir lo que le quede aguardando la inexorable muerte. Como no está dispuesto a desperdiciar los pocos días de vida que le restan permaneciendo enclaustrado, se decanta por lo segundo aceptando así su sentencia.

Jack sale de la cárcel por falta de pruebas en su contra y regresa con su familia, pero sigue atormentado por los remordimientos que le provocan el haberse dado a la fuga después del accidente, teniendo que enfrentarse a su conciencia y a los juicios de los demás.

Desenlace

La relación de Paul y Christine se ha hecho muy profunda y Paul, bajo las presiones de Christine, comienza a plantearse que debe de hacer algo para vengar la muerte de la familia de Christine, porque quizá de no haberse dado Jack a la fuga, una de las niñas podía haber sobrevivido.

Paul se hace con un arma y va al encuentro de Jack pero en vez de matarle lo que hace es simular su asesinato y decirle que desaparezca para que nadie sepa que sigue vivo y luego le cuenta a Christine que lo ha matado.

Jack, en vez de marcharse, busca a Paul y Christine que se encuentran en una habitación del mismo motel en que él se hospeda. Quiere someterse al juicio divino para redimirse de sus pecados y le pide a Paul que le mate. Durante el caos que se genera Paul se pega un tiro a sí mismo de forma voluntaria y, aunque llega al hospital con vida, acaba muriendo de la forma que quería evitar, postrado indefenso en una cama.

Sean Penn se muere

Mi Opinión

Para mí 21 Gramos es una película extraordinaria porque durante dos horas no he parado de temblar y de emocionarme por la viveza y la dureza con la que se transmiten las emociones que experimentan los personajes. En ello tiene mucho que ver el trío de protagonistas, que se marcan unas interpretaciones espectaculares. Sean Penn está inmenso y Naomi Watts impresionante en su papel de mujer fuerte y visceral, dotando a su personaje de un estilo y una personalidad que dejan huella.

Por su parte Benicio del Toro también cumple, metiéndose con gran solvencia en la piel de una de esas personas que hagan lo que hagan siempre tendrán al destino en su contra. Es un tipo movido por impulsos que en dos años pasa de no ser creyente a tatuarse el cuerpo con cruces religiosas para luego, en su particular vía crucis,  rajarlas con un cuchillo incandescente.

Es una película arrolladora, descarnada, visceral y sobrecogedora que es preciso ver varias veces para poder captar toda su esencia y admirarla en todo su esplendor, pues si a la primera vez puede dar la impresión de ser tan solo un drama de impecable factura, lo cierto es que por detrás se oculta mucho más que eso.

La forma de mostrar la historia me parece muy original. Aunque a día de hoy ya hay muchas otras películas que han explotado el recurso de las vidas cruzadas, en 21 Gramos los personajes parece como si deambulasen como sonámbulos empujados por el caprichoso destino, mientras sus vidas se van ligando de una forma trágica.

Reflexiones

Me gustaría destacar una serie de reflexiones que, a mi modo de ver, se plantean en la película:

• La muerte no solo es el final de la vida sino que también actúa como motor de la misma. A veces las tragedias resultan imprescindibles para que sucedan cosas que de otro modo nunca llegarían a producirse. Esto se muestra por ejemplo con el hecho de que Christine se haya quedado embarazada de Paul, pero solo si has visto la película podrás entender de lo que te estoy hablando.

• La venganza suele ser un acto natural e instintivo. Más allá de que con ella no consigamos recuperar aquello que hemos perdido es como una necesidad que casi todo ser humano siente en algún momento en su interior, algo que supuestamente puede ayudar a mitigar su vacío.

 Bastan muy pocos segundos para que la vida de cualquier persona cambie para siempre. Los sucesos que nos acontecen y nuestras propias decisiones hacen que vayamos por un camino que cambia a cada paso, y estos cambios no solo afectan a nuestras vidas, sino también a las de muchos otros, sin que realmente sepamos hasta donde llega nuestra influencia.

• No tenemos ni idea de todo lo que ha tenido que pasar para que las cosas sucedan. A esto se refiere Paul cuando, en una conversación con Christine, le habla de todas las cosas que tienen que ocurrir para que dos personas se conozcan y lo representa con un fragmento de un poema de un escritor Venezolano: “La tierra giró para acercarnos más, giró sobre sí misma y en nuestro interior hasta que por fin nos reunió en este sueño.”

 Nuestras creencias religiosas obedecen a la necesidad que tenemos de comprender nuestras contradicciones morales y de combatir el miedo que nos genera nuestra propia muerte, sin embargo difícilmente podremos evitar que entren en constante conflicto con lo que nuestra mente racional nos dice que es coherente.

• El alma humana puede o no pesar 21 gramos y puede o no desaparecer después de la muerte, pero lo que está claro es que su influencia perdura para siempre porque es gracias a su existencia que el universo se va construyendo a sí mismo.

Destacado

Hay muchos momentos de la película que podría destacar porque toda ella está plagada de instantes donde la intensidad de las emociones es muy alta, sin embargo me he quedado con la escena final porque resume y transmite de una manera impactante todos los mensajes que subyacen en la historia.

En resumen, me parece una película magistral para ver varias veces, que se ha convertido en una de mis favoritas y que, en mi opinión, no deberías perderte.

Y ahora dime:

¿Ya la has visto?

¿Qué te ha parecido?

Es por el mar de la autenticidad que navegan los valientes

¿Te atreves a subir al barco?