Diarios Secretos de sexo y libertad es un libro escrito por Rafael Fernández (Ezcritor), que recopila sus propias vivencias a lo largo de varios años, plasmadas inicialmente en forma de un blog publicado en internet. Una obra sobre sexo, amor, libertad, desesperación y vida narrada de forma directa, honesta y descarnada, y que no te dejará indiferente.

Portada de Diarios Secretos de sexo y libertad

Sobre Rafael Fernández (Ezcritor)

Pues como todavía no existe página en la Wikipedia que hable de Rafael Fernández (es una sugerencia), lo mejor que puedo hacer para que le conozcas un poco mejor, es compartir contigo fragmentos de entrevistas en los que habla sobre sí mismo, sus palabras son mucho mejores que las mías.

Rafael Fernández Ezcritor

“Durante mi infancia echaba de menos tener padre y madre a la salida del colegio, cada día. Todos los niños tenían alguien que iba a buscarlos. Yo regresaba a casa caminando, por las escaleras del López Socas, donde sólo había navajeros. Luego, cuando me hice mayor, y conocí cómo era mi padre me alegré de no tenerlo. ¿Por qué nos abandonó? Fue mi madre la que le abandonó a él. Él pensaba que, como ganaba muchísimo dinero y ayudaba a mantener a la familia de mi madre, podía permitirse algunas cosas como follar con otras. Pero mi madre sólo quería amor, no que la mantuvieran. Y le dejó para siempre. Me alegro que mi madre tomase esa decisión. Pero 6 años después murió de cáncer.”

“Mi pasión siempre ha sido ser escritor. Cuando he trabajado en otras cosas siempre me han echado por escribir en horas de trabajo o por no tener interés en mis ocupaciones: porque sólo pienso en escribir. En el único trabajo que encajé fue en el de camarero de discoteca, en la zona turística de Gran Canaria, porque a la vez que me ofrecían trabajo, conseguía sexo y material para escribir. No imagino mi vida sin poder escribir cada día. Nunca, desde que empecé, he pasado más de 12 horas sin escribir algo.”

“Leo mucho y mis dioses son: Salinger, Henry Miller y Borges. Pero leo sin parar todo lo que cae en mis manos y me atrapa. Y escribo sobre la vida. Nuestra mente se pasa el día pensando en el sexo. Voy a seguir siempre escribiendo sobre la vida y el sexo. No soy un hipócrita, aunque algún día me gustaría probar a escribir un cuento o librito infantil.”

“Muestro la sexualidad tal cual es: algo normal con la que se utiliza a otra persona para buscar placer propio. Humillar sexualmente al otro me pone: llevar a las chicas hasta el orgasmo gritando es lo máximo. Es extraño, el hombre lleva conviviendo con el sexo desde el segundo 0 de sus vidas y aún no ve el sexo como algo tan placentero y corriente como una buena cena.”

“Lo que me falta para ser EL MEJOR ESCRITOR DE TODOS LOS TIEMPOS es ser homosexual. Son más sensibles, más abiertos… Los mayores genios de la historia son homosexuales. Por desgracia… no lo soy ni jamás he experimentado con eso. Así que sólo voy a conseguir ser el SEGUNDO mejor escritor de todos los tiempos. Pero para la próxima vida me pido ser bisexual.”

“Actualmente soy un hombre feliz que ama escribir, a su esposa, a su perra, las pizzas, el cine y los donuts y verle las tetas a sus lectoras para hacerse una paja. Tiene su propia editorial y vive de lo que publica allí.”

Sobre Diarios Secretos de Sexo y Libertad

Rafael Fernández comenzó a escribir Diarios secretos de sexo y libertad sin ni siquiera saberlo allá por el año 2001, cuando empezó a plasmar en un blog en internet todo aquello de su realidad que necesitaba vomitar, porque se encontraba solo, y se sentía confundido e incomprendido. Dejó de escribir estos diarios en el año 2006 y posteriormente recopiló todos esos escritos para crear el libro de 680 páginas que nos ocupa.

Como él mismo dice: no se trata de una novela sino de un trozo de vida; no es una obra emocionante o compleja, llena de giros y sorpresas, sino retazos de experiencias que en aquel momento necesitaba contar. Y para contarlo bautizó a su alter ego como Sigmundo Fernández, un chico gordo y acomplejado que trabaja vendiendo libros como dependiente de El corte Inglés.

Sigmundo odia su trabajo, a sus compañeros que se ríen de él y a sus jefes. A sus 28 años aún vive en casa de sus abuelos, y cree que su vida es una mierda. Pero todo cambia cuando lee un libro de Henry Miller titulado “Trópico de Capricornio”, que plantea que se puede vivir sin trabajo y ser feliz. Entonces deja su empleo de mierda y a una novia de mierda a la que no le gusta el sexo, y empieza a trabajar de camarero en una discoteca turística de la Isla de Gran Canaria. Y es a partir de ahí que empieza el verdadero espectáculo.

El blog en que se basa el libro recibió en el año 2006 el premio al mejor blog en castellano del año y al mejor blog erótico, según el periódico “20 Minutos”.

Mi opinión

Conocí a Rafa personalmente en octubre de 2013 y la verdad es que me pareció un gran tipo. Me acerqué un sábado, en compañía de Ángel Alegre, hasta donde vive actualmente, una casa de alquiler situada en una aldea de la costa de Asturias (muy cerca de Luarca), y desde el primer momento se mostró muy amable, humilde y hospitalario. Nos ofreció con gran generosidad su casa y una excelente comida cocinada por su encantadora mujer Svieta; más tarde hasta disfrutamos los cuatro del clásico del fútbol español Barcelona-Madrid en un bar cercano.

Viendo el Barca-Madrid

Y como no quiero que aparezcan cabezas de mujeres muertas bajo mi cama, que susurrarán mi nombre al diablo cada noche, como augura Rafa para quién haya leído su libro y no haya escrito una crítica, empiezo ahora con las letras que me salvarán de su malévola maldición.

Diarios secretos de sexo y libertad es un libro escrito con un estilo muy peculiar, muy alejado de lo correcto y que se desentiende totalmente de los formalismos de la gramática o la redacción, lo que le da un toque muy personal. Complementando los relatos hay multitud de fotos sin complejos, con muchos desnudos e incluso sexo explícito, que estoy seguro habrán conseguido que más de uno y una se masturbe también sin complejos, y que más de uno y una maldiga a su autor con el peor de los destinos imaginable.

No solo contiene todo tipo de aventuras sexuales de lo más variopintas y escatológicas, relatadas desde el pedestal de un humor negro que no conoce límites, sino también muchas reflexiones sobre la sociedad y la vida que pocos se atreverían a manifestar con la crudeza y honestidad con que Rafa lo hace.

Sus relatos son bizarros (por valientes) y descarnados (por crudos), y en ningún momento se corta a la hora de decir lo que piensa y siente; algo parecido a lo que muchos haríamos si escribiésemos un diario para nosotros mismos que nunca nadie leería. Sin embargo Rafa pone por escrito todos sus pensamientos a disposición de todo aquel que quiera verlos, como si estuvieran flotando en el aire al estilo de los globos de texto de los comics.

Los principales ingredientes con que te vas a encontrar son: mucho alcohol regado con buen y mal sexo (y no al revés); muchos complejos, frustraciones y algo de libertad; paranoias mentales sin límite; humor blanco, negro y en color; y sobretodo mucha pero que mucha valentía, y no por hacer, sino por contar.

Su honestidad relatando es brutal y ciertamente humillante para muchos de los personajes e incluso para sí mismo, hasta el punto de pensar que no es posible que tantas aberraciones circulen por una cabeza sin que pueda estar algo perturbada.

Rafa narra sus experiencias con fuerza e intensidad, desde su particular visión del mundo, embalsamado por la desesperación y la locura, rodeado por una sociedad que no comprende y desprecia a partes iguales (bueno, quizá la desprecia un poco más), trascendiendo la ética, la moralidad e incluso el morbo, porque sus reflexiones van incluso más allá de todo eso.

No encontrarás hipocresía, ni corrección, ni tan siquiera respeto o educación, solo sus pensamientos tal y como tuvieron lugar dentro de su cabeza. Y eso, supongo, es lo más valioso que nadie puede ofrecernos.

– – –

Si estás interesado en su libro (o libros), Rafa te ofrece las primeras 125 páginas gratis para que te ayuden a decidirte. Puedes leerlas y comprar el libro entrando aquí.

Y ten esto en cuenta: ni se te ocurra terminarlo y no mandarle después una crítica; si no lo haces rodarán cabezas y puede que alguna sea la tuya 🙂

¡Absuélveme Rafa!

Es por el mar de la autenticidad que navegan los valientes

¿Te atreves a subir al barco?