No puedes elegir

Este artículo no va a gustarte si crees que eres lo que eliges o que puedes ser lo que quieras. De ser así no siento para nada decirte que esas son las típicas recetas que suelen asomar por gurulandia y coachipedia, que si te saben dulces y te satisfacen adelante, tómate tus golosinas, pero si lo que buscas es abrir tu mente y enfrentar el mundo real sigue leyendo porque te vas a divertir.

No puedes elegir lo que eres

No eliges nacer como ser humano. Ni cuándo, ni dónde, ni cómo.

No eliges a quienes son y serán tus padres, hermanos y demás familia.

No eliges tu casa, tu barrio, tu ciudad ni tu país.

No eliges tu colegio, ni tus profesores, ni tus compañeros de clase, ni tan siquiera tus primeros amigos.

No eliges tu ambiente, tus circunstancias ni tus experiencias.

No eliges tus necesidades, ni tu carácter, ni tus aprendizajes.

Simplemente naces con una herencia, un instinto, una esencia, un esquema mental predefinido, y reaccionas desde ahí.

Tus primeros pasos en este mundo consisten básicamente en respirar, comer, dormir, cagar, mear y berrear reclamando atención.

Pero al mismo tiempo tu mente se comporta como una esponja que no deja de absorber, de copiar, y de responder ante todos los estímulos que recibes.

Durante años tus reacciones, aprendizajes, experiencias y capas y capas de condicionamientos, moldean tu mente conformando tu personalidad.

No has elegido lo que eres y poco a poco empiezas a construir una identidad, un quién.

Vas creciendo, cambiando y evolucionando.

Ahora eres mayor.

Ya eres independiente, piensas por ti mismo y puedes tomar tus propias decisiones.

Ya puedes elegir a tu familia, tus amigos, tu casa, tu barrio y tu país.

Ya puedes elegir tu trabajo y tus aficiones.

Ya sabes lo que te gusta y lo que no.

Ya has determinado lo que persigues.

Ya has decidido en qué te quieres convertir.

Bonita ilusión. Terrible espejismo.

La realidad es que no puedes elegir lo que eres.

No puedes elegir quién eres…

Y no puedes ser lo que quieras

Transitas una etapa de tu vida en la que no sabes quién eres, pero no hay problema porque desde gurulandia acuden al rescate…

“Eres la media de las cinco personas con las que pasas más tiempo.”

Asunto arreglado.

Clarito como el agua.

¿En serio?

¿Acaso no sabías que se puede hacer una media de una o varias personas?

Impresionante orgía de conocimiento y sabiduría. Lo mismo hasta manejan una fórmula matemática. Habrá que preguntar.

Tantos años de aprendizajes, experiencias y condicionamientos para descubrir que eres la media de otros.

Suena bastante deprimente pero no te angusties, te echaré un cable.

En realidad no eres la jodida media de nadie, o de alguien, sino que eres una suma de

  • Herencia
  • Circunstancias
  • Reacciones
  • Aprendizajes
  • Experiencias
  • Influencias
  • Condicionamientos

Y todo eso te hace complejo, singular, único e irrepetible, pero no capaz de todo.

Porque no puedes elegir lo que eres ni puedes ser lo que quieras, pero sí puedes elegir empezar un camino de realización intentando averiguar todo aquello que puedes llegar a ser.

El viaje del héroe

Siempre eres y serás tú mismo, que no te quepa la menor duda.

Da igual que actúes desde la ignorancia, la inconsciencia, el instinto, la reacción, el miedo, el condicionamiento, la creencia, o cualquiera de tus múltiples disfraces.

Todo eso forma parte de ti, todo eso eres tú, y descubrirlo es tu responsabilidad.

No puedes ser lo que quieras pero si puedes descubrir quién eres y para qué vales.

Y eso es mucho.

Muchísimo.

Tu heroico viaje puede ser largo, de toda una vida, así que más te vale cultivar una buena actitud para estar en condiciones de disfrutarlo.

Una actitud que tiene como pilares:

  1. Darte cuenta de que sabes muy poco sobre ti.
  2. Adoptar el compromiso de averiguarlo.
  3. Aceptar, asumir y hacerte cargo de todo lo que vas a encontrar.
  4. Vivir y explorar el mundo desde esa comprensión.

Si en este momento te sientes perdido, confuso, frustrado, insatisfecho, cabreado con la vida o con el mundo, es que necesitas cultivar una actitud diferente y poner el foco en los lugares correctos.

¿Qué actitud?

La de aprender a mirarte y a descubrirte.

¿Qué lugares?

Los que se ocultan en tu interior.

Tus respuestas

Llega un momento en tu vida en el que debes aprender que nadie puede darte las respuestas que estás buscado.

Desde gurulandia y coachipedia te ofrecerán fórmulas mágicas, remedios universales, métodos probados, caminos transitados y garantías de éxito, pero en ningún caso podrán ofrecerte tus respuestas, sencillamente porque no las tienen.

Huye de cualquier charlatán que te ofrezca respuestas, acércate sin embargo a quién que te ofrezca herramientas para que tú, buscando donde debes buscar, puedas dar con ellas.

Eres un ser complejo, singular, único e irrepetible, y por eso tus respuestas serán igualmente complejas, singulares, únicas e irrepetibles.

Nadie ha nacido a la misma hora que tú, en el mismo lugar que tú, con los mismos padres que tú y con el mismo patrón genético que tú.

Nadie ha estado en tu ambiente y en tus circunstancias, nadie ha reaccionado como tú, nadie ha sentido lo mismo, nadie ha aprendido y evolucionado como tú.

Nadie ha vivido tus experiencias, nadie ha recibido tus influencias, nadie ha sido condicionado de la misma manera que a ti te han condicionado.

¿Cómo van a saber lo que eres?

¿Cómo van a saber quién eres?

¿Cómo van a saber para qué vales?

¿Cómo van a tener tus respuestas?

Lo primero, lo segundo y lo tercero

Por Juanilandia me gusta decir que…

No nos hacemos mejores o peores al envejecer, sino más parecidos a nosotros mismos.

Y con esto me refiero a que, con el paso de los años, y si te has tomado la molestia de descubrirte y de conocerte, habrás aprendido lo que significa disfrutar de la libertad de mostrarte auténtico.

¿Quieres ser más feliz?

¿Encontrar tu camino?

Descubrir tu esencia y lo que te hace auténtico es lo que marcará el inicio de tu camino de felicidad y realización.

Eso es lo primero.

¿Y lo segundo?

Lo segundo va de que lo primero se refleje en lo que piensas, dices y haces.

Va de honestidad, integridad y coherencia.

Los valores fundamentales que definirán en mayor medida tu grado de libertad.

¿Y lo tercero?

Lo tercero va de aprendizaje, de vida, y de actitud.

Un aprendizaje permanente que te ayude a comprender cómo funcionas tú, cómo funcionan los demás, y cómo funciona el mundo.

Una vida de exploración constante que te de las oportunidades necesarias para averiguar todo aquello de lo que eres capaz.

Una actitud abierta, valiente y decidida enfocada a explorar posibilidades, a vivir nuevas y variadas experiencias, a conocer otros países, culturas y personas, a descubrir otros planetas, galaxias y universos…

Bueno, quizá con esto último me haya pasado, pero si puedes vivir lo suficiente ten por seguro que también llegará.

Ahí tienes tu camino.

El heroico viaje de tu vida.

Quizá no puedes elegir lo que eres.

Quizá no puedes ser lo que quieras.

Pero seguro que puedes amar lo que descubras.

Averiguar todo lo que puedes hacer.

Y transformarte.

[Foto realizada en el memorial al Holocausto de la ciudad de Miami, USA]

Juan Núñez
Juan Núñez
Desde marzo de 2013 escribo en esta página sobre búsquedas, aprendizajes, experiencias, miedos, conflictos, autenticidad y todo aquello que voy aprendiendo como puedo para vivir como quiero. “Si quieres ser un héroe para los demás empieza por serlo para ti mismo”, esto es lo que predico y esto es lo que persigo ¿Te apuntas?

 

Seguro que también te gusta...