de-que-va-esto-1

Lo primero contarte que desde pequeño mi familia y círculo de amigos me conocen por Berto, diminutivo de Alberto para los despistados, que es mi segundo nombre y por el que se suelen referir a mi persona en otros contextos digamos que, más formales.

Pero dado mi espíritu rebelde cultivado desde muy temprana edad a mí me gusta más presentarme como Juan, mi primer nombre, y el que utilizo tanto en esta página como en todas las redes sociales en las que puedes encontrarme.

Juan Alberto es una combinación que me repele, y creo que tiene algo que ver con lo que no me gusta de lo que fui, y lo que me gusta de lo que busco ser, así que ahora ya sabes la forma de conseguir que mi cara reproduzca la típica mueca de ir estreñido.

Algo parecido a esto…

De qué va esto

[Solo alguien como yo puede sentirse orgulloso de semejante foto]

Como menciona la Wikipedia pertenezco a la denominada Generación X, esa a la que se atribuye la calificación de generación de la apatía, con características de personalidad como el rechazo inmóvil y una rebeldía conformista ante temas como la religión, las tradiciones generacionales, patriotismos e incluso la misma familia.

Y por lo que he empezado contándote ya puedes comprobar que, a grandes rasgos, no se equivoca demasiado.

Entre mis cualidades destacaría que soy poseedor de una curiosidad infinita, por lo que suelo preguntarme el por qué, el para qué, e incluso el cómo de lo que sucede, aunque he llegado a la conclusión de que es igual de importante el con quién sucede, así que por aquí me tienes, buscando-te.

Todo ello desde el convencimiento de que mi mayor enemigo es quién me mira desde el espejo, y te aseguro que algunas veces, como decía el androide de la película Blade Runner, ‘he visto cosas que no creerías’, y no me estoy refiriendo precisamente a lo guapo que soy.

Quizá una buena pista acerca de eso esté en que la mayor locura que he cometido por amor haya sido acabar una relación con la persona de la que estaba enamorado, estándolo ella también de mí claro. Y puede que no te lo creas, pero todavía fue peor querer retomar la relación poco tiempo más tarde después de haber destrozado dos corazones, el suyo y el mío.

Aunque bien ‘reflexionado’ creo que ya llevaba mucho tiempo con mi corazón hecho pedazos, que aún hoy sigo recomponiendo el puzzle, y que echo en falta un montón de jodidas piezas.

Probablemente una de las principales razones por las que estoy escribiendo aquí todo esto.

De qué va esto

[Viviendo mi melancolía y repartiendo mis pedazos por Malta]

¿Y sobre qué más escribes pedazo de corazón?

Sobre lo que me da la gana.

Como me da la gana.

Y cuando me da la gana.

Más o menos.

E incluso a veces…

Mejor.

Algo parecido a lo que suelo hacer cuando postureo con el culo en fotos como esta…

Vive despacio

[Y te confieso que, aunque no lo parezca, de culo no voy muy sobrado]

Entonces…

Que si te apetece saber cuales son los fabulosos temas que trato en esta página, y cual es mi estilo de abordaje, puedes pasarte por mi blog o por este archivo, donde encontrarás todo lo que he publicado hasta el momento.

Y por si no te apetece, aquí tienes algunas secciones con una breve descripción:

Aprendiendo a vivir

Mi particular punto de vista acerca de todo lo relacionado con el complejo arte de la vida. Cualquier tema sobre el que considere que hacer una profunda reflexión resultará súmamente enloquecedor, y muy probablemente enriquecedor. Porque el que no avanza, se estanca, y el que se estanca, primero se hunde, y después se entierra.

Coloreando la vida

No soy ni profesional ni experto en el tema de los colores sin embargo, desde que descubrí la magnífica obra sobre Psicología del Color de Eva Heller, he abierto los ojos y la mente a un mundo apasionante lleno de magia y posibilidades que me ha dado por explorar, y cuyos descubrimientos irán asomando por este apartado.

Cultivando la mente

Cine, documentales, libros, cómics, artículos, actualidad, catástrofes, hecatombes, apocalipsis… Cualquier asunto que estimule especialmente mis inquietas y chispeantes neuronas asomará por esta sección.

Destapando las cartas

Mi particular cuaderno de bitácora con pasado, presente y posible futuro no de una vida cualquiera, porque es la mía.

Punto de encuentro

Por aquí aparecerá quién en primer lugar se atreva a proponérmelo, y en segundo me guste lo que tiene que contar. Si te apetece me escribes y lo hablamos.

Y si no quieres perderte ninguna de estas maravillas escritas a fuego, y que además de arder queman, puedes apuntarte a mi lista de correo para recibir un aviso en tu dirección de email cuando publique algo nuevo, e incluso de vez en cuando alguna que otra propuesta más o menos deshonesta.

¿Que si regalo algo?

¡Mis verdades como puños my friend!

Y más temprano que tarde reconocerás que eso es algo realmente extraordinario.