Seleccionar página
Reventando la Zona de Confort

Reventando la Zona de Confort

Hace unos días he estado visitando A Coruña con mi amigo Ángel Alegre y esta foto que ves se corresponde con una zona de acantilados cercana a la ciudad donde las olas rompían con furia y el viento soplaba con fuerza. Me parece una buena metáfora que refleja cómo a...
Yo de Mayor No Quiero Ser Nada

Yo de Mayor No Quiero Ser Nada

[De pequeño no sabía muchas cosas sobre mi futuro, aunque sí que el sol era realmente molesto para mis ojos azules 🙂 ] Una cosa que recuerdo de cuando era pequeño es que, cuando a los demás niños les preguntaban sobre qué querían ser de mayores, ya tenían alguna idea...
Los inescrutables caminos de la felicidad

Los inescrutables caminos de la felicidad

Es posible que exista alguna persona que no desee ser feliz pero yo no la conozco; si tú conoces a alguien házmelo saber, estaré encantado de preguntarle por sus razones. En general la felicidad, en sus infinitas formas, nos permite disfrutar más de la vida haciéndola más satisfactoria y consigue que seamos más sociables, altruistas, amables y generosos, contribuyendo con ello a mejorar nuestros lazos y relaciones, tan necesarios para llenar nuestro corazón.

Tokio II: Black Horse

Tokio II: Black Horse

El Black Horse es un local de ambiente nocturno de Tokio situado en el distrito de Roppongi, en pleno centro de la ciudad. Al contrario que en mucho otros, el acceso es libre y no cobran entrada, aunque puede que tengan alguna norma de admisión en forma de restricciones con respecto a la vestimenta (chandal, deportivas).

Tokio I: Contacto

Tokio I: Contacto

Las poco más de cuatro horas de vuelo entre Hong Kong y Tokio me resultaron bastante amenas sumido como estaba en el sopor debido al cansancio acumulado. En este estado de duermevela tuve mi primer contacto con lo japonés en forma de cerveza Asahi, cuyo sabor me resultó bastante desalcoholizado, acostumbrado como estoy a la Estrella Galicia. Una vez que puse un pie (y el otro también) en el aeropuerto de Tokio ya me di cuenta de que aquella experiencia iba a resultar muy interesante y no menos excitante. Desde esta perspectiva viví mi estancia en la ciudad.