Va por ti

Es más que probable que estés acostumbrado a encontrarte con páginas y blogs de todo tipo que te ofrecen descargas de material gratuito a cambio de que les proporciones tu dirección de correo electrónico y te suscribas, de hecho yo mismo lo estuve haciendo durante varios años.

Reconozco que puede ser una muy buena estrategia para captar los datos de personas con el fin de convertirlos en futuros clientes de un negocio, si es que ese es el objetivo. Pero puede haber otros fines diferentes como simplemente conectar con buscadores y rebeldes estimulando neuronas vía email, que es lo que yo pretendo.

Como quiera que cada vez me conozco mejor me he dado cuenta, y ya era la maldita hora, de que lo que estaba haciendo para intentar captar suscriptores era ridículo e incoherente que te ca…breas para con mi filosofía actual, y por eso aquí me tienes, confesándome con aceptación y alegría, y buscando otras honestas formas de satisfacer mis necesidades haciendo por mí todo lo que hago, como siempre.

¿Y qué te ofrezco entonces?

Lo que lees.

¿Te parece poco?

¡Pues claro que es poco joder!

(Quizá tú no hayas pensado esto pero yo sí 😉 )

La idea es que, como yo escribo sobre lo que me da la gana, cuando me da la gana, y como me da la gana, pues tú también me hagas saber que te interesa recibir en tu correo electrónico todos estos me-da-la-ga-nas, y alguna que otra propuesta más o menos indecente, si-te-da-la-ga-na.

¿Correcto?

¿Hay trato?

Venga, ahora toca hacerse un corte en la mano y sellar el pacto de sangre.

Mejor otro día.

La cuestión es que ya no te ofreceré a cambio de tu suscripción descargas gratuitas en forma de libros sobre colores y demás historias para kokologear y despertar sueños.

Si sientes curiosidad por estos libros que he creado en momentos de cruel debilidad, tan solo tienes que pinchar en las siguientes imágenes para averiguar lo que te ofrecen, y si te interesan, descargártelos sin más. Están a tu entera disposición.

Coloreando la VidaKokologíadespierta-tu-sueno-mini

Y en el caso de que te apetezca que estemos de alguna manera ‘conectados’ a través de tu cuenta de correo electrónico, porque yo lo valgo, y tú también, pues ya sabes…

👇👇👇👇👇👇